Guía para sobrevivir al doctorado (tecera parte)

25 January, 2020 0 Comments

 

Perdonad la tardanza, pero sí, hemos vuelto con la tercera parte de la guía para sobrevivir al doctorado de la grandísima @Mcotsar

 

51. Repositorios. Existen repositorios muy útiles para gestionar la bibliografía donde puedes poner anotaciones, etc. No lo dejes para última hora porque no te acordarás. Mi jefazo me recomendó zotero y yo os lo recomiendo. Muy útil, es libre, gratuito y fuck Mendeley. https://zotero.org.

52. Free science. Si cobras dinero público, tus datos deberían ser públicos también. Usa repositorios para publicarlos de forma libre y gratuita (punto 34). Para eso sirven los preprints. En Humanidades hay que mejorar esto, señores.

53. Tolerancia a la frustración (consejo de @/madre_del_ano) A veces te darás cuenta que no puedes hacer nada y que no depende de ti. Te vas a frustrar mucho por esto pero se sale adelante. Es necesario asumir estos errores y seguir. Estás aprendiendo.

54. Más frustración si cabe. No vas a poder cambiar las rancias tradiciones de la academia y te frustrarás, pero si acabas trabajando en ella, intenta cambiarlas y no acabes uniéndote al enemigo. Cuida a tus doctorandos/as y no les hagas lo que te hicieron a ti.

55. IMPORTANTE: ansiedad, tu mejor amiga. La ansiedad te acompañará durante tu doctorado. Aprenderás a convivir con ella. En mi caso, me sirvieron unas tilas, valerianas, hacer deporte y haber trabajado de teleoperadora xD. Entiendo que esto dependerá de cada uno pero si os veis muy mal, por favor, buscad ayuda especializada.

56. Síndrome del Impostor. El síndrome del impostor es algo normal en la academia y bastante frecuente. Te sentirás así todo el tiempo, por experiencia (si no sabes lo que es aquí lo puedes consultar https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_del_impostor).

57. Falta de motivación. Sí, es normal perder la motivación conforme avanza la tesis y a veces llegas a odiarla.

58. Pedir la baja. No pasa nada por pedir la baja. No eres ni mejor ni peor. Lo necesitas por tu salud. Si le importa a tu director/a de tesis es que esa persona no debería serlo.

59. Comparte tu experiencia. Rodéate de investigadores que te puedan ayudar a darte un feedback durante el proceso de escritura de tu tesis o cuando termines. Irás viendo que a veces se pueden volver tu salvación para depositarla.

60. Suerte. Tu suerte y la calidad de tu tesis estarán sujetas también a la voluntad de director/a de tesis. Esto quizás te haga volver a los primeros puntos. La selección del director/a es importante (si puedes). Un mal director/a de tesis puede ser tu ruina física y mental. Ya puede ser un nobel.

61. Imprevistos. A veces los esquemas no sirven. Se puede tener todo bien atado que puede pasar algún imprevisto del que tú no seas responsable. Lo importante es saber organizarse y controlar los imprevistos.

62. Fracaso. Dejar una tesis a la mitad NO es un fracaso. La salud es lo más importante y siempre se puede retomar en un futuro.

63. Soledad. La academia es un trabajo muy solitario a veces, nadie estará para darte palmaditas en la espalda. Te sentirás solo. Eso no quiere decir que lo estés haciendo mal, simplemente que a veces las valoraciones positivas no existen o no se dan.

64. Los cuidados. El tema de cuidados no está lo suficientemente normalizado/valorado en la academia. Hay personas que no siempre pueden estar pendientes de su trabajo porque tienen que cuidar a otras personas. Es necesario normalizarlo. Seguramente escuches a gente en la investigación hablar sobre esto de una forma peyorativa. No te calles y muerde (gracias @/MtnzSoto por recordarlo)

65. Pérdidas. Durante el proceso de tesis, podrás perder pareja o amigos. No todo el mundo comprende el tiempo/trabajo que hay que dedicarle a una tesis, pero haz todo lo posible por no perderlos (si están contigo y te apoyan).

66. Faltas de respeto. Por muy director/a tuyo que sea, no tienes que tolerar las faltas de respeto. La academia es jerárquica. Te será complicado poder denunciarlo porque existe como una especie de silencio pactado. Eso dependerá de ti. No te preocupes por cambiar de director si esto ocurre: mejor perder meses de trabajo que perder en salud y no terminar tu trabajo. Presta atención a los plazos en tu universidad sobre este tipo de aspectos.

67. Acoso y acoso sexual. El acoso existe y se da en la academia. Existen protocolos de acoso sexual en universidades y que son consultables (aquí tenéis unos recursos repartidos por universidades https://investigadorenparo.wordpress.com/2018/10/29/del-acoso-sexual-en-la-ciencia-y-en-la-academia-recursos/#more-414).

68. Machismo. Existe, aunque haya gente que se niegue a pensarlo. Te darás cuenta que muchas veces tu opinión no es tenida en cuenta o no se le da la suficiente importancia, mientras que la de tu compañero sí. Una vez un compañero ingeniero ME explicó mi tesis sobre arqueología. Ocurre.

69. Redes de mujeres investigadores. Existen y las recomiendo. Te vas a sorprender de cosas que no te habías dado cuenta pero que pasan en la academia.

70. No seas agonía. Comprende que hay gente que no te responderá un correo a las 2 de la mañana por muy urgente que sea. La gente tiene vida. A mí me costó entenderlo.

71. Trabajo-vida personal. Ponte diferencias entre tu trabajo y tu vida personal. No acabes en pijama en el laboratorio. Intenta en la medida de lo posible no llevarte trabajo a casa. No siempre será posible.

72. Trabajar desde casa. Si trabajas desde casa. Sal y que te dé el aire. Mis últimos meses fueron en casa y me dieron severos chungazos (como se diría en mi tierra). Ve a yoga, sal a correr, lo que mejor te venga pero no acabes comiendo pizzas delante de la pantalla.

73. Reuniones. Si te toca organizar reuniones, ten en cuenta que la gente no siempre está en el laboratorio/universidad. No organices una reunión a las 20 h cuando tienes en tu equipo a una persona cuidadora. Estudia tu entorno y consulta.

74. Embarazo durante la tesis o en la investigación. Es un tema que daría para otro hilo pero del que yo no soy experta. Os aconsejo iniciativas tan necesarias como #cientificasomadres en Twitter.

75. Vacaciones. Estar de vacaciones significa estar de vacaciones y no trabajar estando de vacaciones. No trabajar incluye no responder a mails de trabajo. También me costó entenderlo.

76. Relájate. Seguir trabajando estando de vacaciones te acabará perjudicando a ti. Por trabajar más no terminarás la tesis antes o sabrás más.

77. Estás aprendiendo. Hacer un doctorado es un trabajo en el que vas aprendiendo sobre un tema, lo desarrollas y presentas resultados. Un predoc no es lo mismo postdoc. No te pagan por ser postdoc.

78. Ahorra. Ve ahorrando durante tu doctorado unos 1000 euros para el derecho a examen, impresiones, comida (si hay) y título de doctor porque son una pasta. Si te lo paga tu facultad, enhorabuena.

79. No puedes con todo. Consejo personal: tampoco te metas en demasiadas cosas durante los últimos años de la tesis porque te puede dar un ataquito de ansiedad 😀

80. Escribir la tesis. Te vas a frustrar muchísimo escribiendo la tesis. Los comienzos son duros pero al final sale. Valora la calidad en vez de la cantidad, aunque a veces en algunas disciplinas sea lo contrario.